Sociedad Iberoamericana de Violentología
CP 1405   
Buenos Aires, Argentina
TEL: 54-11-4982.8669
54-11-15-4447.7287
informes@violentologia.org
VIOLENCIA E INTERCULTURALIDAD
GABRIELA REBOK
Capítulo 5 - Página 9
El modelo del intercambio narrativo de memorias
El principio de hospitalidad se amplía al extenderse a la acogida
de la memoria cultural extraña con sus sistemas de
costumbres, normas, creencias y estilos de vida. Se trata de la
memoria que tiene estatus público y cuya temporalidad es el
entramado de los relatos acerca de los otros y de nosotros
mismos. El resultado es una identidad cultural móvil en la
que el entrecruzamiento de memorias busca la concordancia
por medio de peripecias discordantes. La identidad narrativa
desplegada en un contexto familiar se expone a la intersección
con historias múltiples de los otros, que desafían a nuestra
imaginación y simpatía, y, sobre todo, a nuestro reconocimiento.

“La identidad de un grupo, de una cultura, de un pueblo, de una
nación, no es la de una sustancia inmutable, ni la de una
estructura fija, sino más bien la de la historia contada”. Esta
condición móvil de la identidad cultural incluye la posibilidad de
revisar críticamente la historia transmitida y ya encontrada, vale
decir, la posibilidad de conquistar la libertad para contar de otra
manera en beneficio de la inagotable riqueza de los
acontecimientos, en especial de los fundacionales. Dichos
acontecimientos convocan a la participación simbólica y la
conmemoración respetuosa, tanto si configuran la identidad de
la mayoría como de la minoría. Pero lo que garantiza su
pervivencia son las fuerzas innovadoras, la capacidad de
reinterpretar de un modo tal de actualizar las promesas no
cumplidas del pasado histórico y restituirles su futuro.
El modelo del perdón
Para Ricoeur es el perdón una vía regia para la resurrección de las mencionadas promesas incumplidas de la
historia pasada. Lo presenta como una “forma específica de la revisión del pasado” como asimismo de la
identidad narrativa propia de cada cultura. Incluye ese intercambio de memorias sometido a la revisión mutua de
las respectivas narraciones.  Aquí la revisión apunta sobre todo a la memoria del sufrimiento provocado por los
horrores de la historia, desde la doble perspectiva de la víctima y del victimario. Sería tramposo confundir el perdón
con el olvido, porque naufragaría en la injusticia. Por el contrario, se requiere una especial atención hacia los
afectados. El relato histórico de los vencedores, en lugar de demonizar a los vencidos, sería más fecundo para la
identidad narrativa al entrecruzarse precisamente con la perspectiva del otro humillado. Por otro lado, si bien el
perdón es obra de la caridad y como tal es un exceso respecto de la mera justicia, ha de cuidarse de caer en la
tentación de sustituirla. “La caridad sigue siendo un plus, un plus de compasión y ternura susceptible de darle al
intercambio de memorias su motivación profunda, su audacia y su impulso”.
SOCIEDAD IBEROAMERICANA DE
VIOLENTOLOGÍA

Violentología - Hacia una
aproximación pura de la violencia
VIOLENTOLOGIA - HACIA UN
ABORDAJE CIENTÍFICO DE LA
VIOLENCIA

Presentación
    Daniel Roggero

Capítulo 1
El encubrimiento de la violencia
originaria
    Gina Paola Rodriguez

Capítulo 2
Complejidad y violencia
    Raúl Domingo Motta

Capítulo 3
Presupuestos epistemológicos de la  
Violentología
    Enrique Del Percio

Capítulo 4
Violencia e interculturalidad
    Gabriela Rebok