Sociedad Iberoamericana de Violentología
Otamendi 510 Piso 11 - A  
CP 1405   
Buenos Aires, Argentina
TEL: 54-11-4982.8669
54-11-15-4447.7287
informes@violentologia.org
VIOLENCIA E INTERCULTURALIDAD
GABRIELA REBOK
Capítulo 5 - Página 4
La violencia ritual, síntoma de una relación aún in-justa entre el
hombre y lo sagrado, busca elevarse a configuraciones más
libres por medio de los gestos consagratorios que demarcan el
espacio propicio y fasto (templum) respecto del salvaje o
nefasto. La libertad como poder-hablar implica la creación
renovada de sentidos y valoraciones para dar respuesta a la
necesidad de comprender el mundo. Al entramado de tales
sentidos y valoraciones –responsables de nuestra orientación y
veneración– lo hemos llamado el mundo como texto. La
instancia simbólica permite la articulación mundana de la
existencia en términos de habitabilidad. Forman parte del
texto, en un sentido amplio, tanto la mímica de los gestos, la
coreografía de danzas consagratorias como la sólida gramática.
Se instauran sentidos y apreciaciones en lo gestual, en el
lenguaje oral y escrito, en las secuencias de imágenes en la
pantalla. Interpretar este nuestro ser-en-el-mundo ha
sido la tarea de los diferentes discursos y sus ensayos de
sistematización:  del mito y de la religión, del arte, de la filosofía y
de la ciencia.

Aquí la mediación es, sin lugar a dudas, el lenguaje. Las formas
del pensamiento, sus categorías están implícitas en lenguaje.
Éste le otorga a toda actividad y relación humana  
representaciones y fines, es lo propiamente humanizante. La
lógica como interpenetración de lo racional y lo real habita las
entrañas del lenguaje, cuyas articulaciones lo son también del
pensar. Esta copertenencia fue experimentada por los griegos a
través de la palabra-clave “logos”.
La educación fundada en el mundo como comunidad
Ahora los vínculos amenazados por la violencia son el vínculo del hombre consigo mismo y el vínculo hombre-
hombre. La cultura-educación permite la perelaboración del
pathos en ethos según un doble movimiento:  de
apropiación (constituyente del yo: “
Wo es war, soll ich werden”) y de socialización cuando comprende que la verdad
del deseo humano es ser “deseo de otro deseo”. Según Freud, la “aptitud para la cultura” depende de nuestra
posibilidad de transmutar –gracias a las fuerzas eróticas– las “pulsiones egoístas” en “pulsiones sociales”.

En este nivel, la praxis ético-política cumple la libertad como poderdeseary poder-amar. En definitiva, una libertad
sólo se alimenta e incentiva con otra libertad, y la humanización que pretende la tarea educativa sólo es posible en
un mundo como comunidad. Y ello por la “acción de todos y cada uno” y, de este modo, su fórmula más acabada es
“un yo que es un nosotros y un nosotros que es un yo”.
SOCIEDAD IBEROAMERICANA DE
VIOLENTOLOGÍA
Violentología - Hacia una
aproximación pura de la violencia
VIOLENTOLOGIA - HACIA UN
ABORDAJE CIENTÍFICO DE LA
VIOLENCIA

Presentación
    Daniel Roggero

Capítulo 1
El encubrimiento de la violencia
originaria
    Gina Paola Rodriguez

Capítulo 2
Complejidad y violencia
    Raúl Domingo Motta

Capítulo 3
Presupuestos epistemológicos de la  
Violentología
    Enrique Del Percio

Capítulo 4
Violencia e interculturalidad
    Gabriela Rebok