Sociedad Iberoamericana de Violentología
Otamendi 510 Piso 11 - A  
CP 1405   
Buenos Aires, Argentina
TEL: 54-11-4982.8669
54-11-15-4447.7287
informes@violentologia.org
VIOLENCIA E INTERCULTURALIDAD
GABRIELA REBOK
Capítulo 5 - Página 2
Tanto cultura como civilización han recibido el troquelado
moderno (sobre todo esta última, que se acuña en el siglo XVIII,
mientras la cultura tiene un origen clásico, cf. Cicerón). Esto
quiere decir que se piensan desde la metafísica de la
subjetividad. A partir de Nietzsche, el sujeto no pasa de
ser una mera ficción, una X apuntada por el desplazamiento de
fuerzas.  Cabe preguntarse si la posmoderna muerte del sujeto
arrastra también consigo la muerte tanto de la cultura como de
la civilización en su versión moderna. Ya no sería practicable la
superación (
Aufhebung) hegeliana, con lo cual se reducirían a
momentos de una historia más elevada. Más adecuado resulta
pensar, al modo heideggeriano, en una
Überwindung y
Verwindung (sobre- y re-torsión) en el topos mismo de la cultura
y la civilización.  El núcleo está en el
verwinden, o sea, en un
olvido saludable que permite sobreponerse a, restablecerse de,
resarcirse de. Pero incluye en tanto
winden la experiencia del
virar, dar vuelta, entrelazar y entretejer.  Supone un ethos de una
sensibilidad nueva y más fina. Lyotard entiende como tarea de
nuestra época posmoderna la elaboración de un olvido, la
elaboración de la despedida respecto de la modernidad.

A nuestro juicio, se trata de un verdadero giro del pensar que
abandona categorías momificadoras, auténticas “ideas fijas”
como las de sustancia, sujeto, realidad, totalidad, Absoluto, para
liberarse de sus adherencias de violencia. Las actuales
preferencias ponen, en cambio, el énfasis en la relación, la red,
la vincularidad, la diferencia, la alteridad, la posibilidad,
la perspectiva, la interpretación. “El pensar se desplaza de los
extremos a las mediaciones (en sentido suave y sin la filiación
patriarcal que puede ser sospechada en la
Versöhnung
hegeliana) a los campos de encuentro y libertad”.
En este marco teórico, nos volvemos a preguntar acerca de la
esencia de la cultura y su relación y diferencia con respecto a la
civilización.
La tridimensionalidad de la cultura
Nuestra propuesta pone de manifiesto la tridimensionalidad estructural, sincrónica y diacrónica, de la cultura.
Estructural, porque los elementos esenciales en juego están ligados a los otros elementos del todo, y las
modificaciones en uno de ellos conllevan también cambios en los otros. De más está decir que se trata –por esa
susceptibilidad al cambio– de un todo abierto. La cultura implica un traspaso de la violencia al cuidado de los
vínculos, traspaso que sólo es posible como movimiento de liberación existencial y como transformación del
mundo. A continuación explicitamos las tres dimensiones aludidas.

Nos dejamos señalar el camino por lo que el mismo lenguaje nos da que pensar. Éste nos indica ya desde la
etimología las dos primeras dimensiones:  la del cultivo y la del culto.
SOCIEDAD IBEROAMERICANA DE
VIOLENTOLOGÍA

Violentología - Hacia una
aproximación pura de la violencia
VIOLENTOLOGIA - HACIA UN
ABORDAJE CIENTÍFICO DE LA
VIOLENCIA

Presentación
    Daniel Roggero

Capítulo 1
El encubrimiento de la violencia
originaria
    Gina Paola Rodriguez

Capítulo 2
Complejidad y violencia
    Raúl Domingo Motta

Capítulo 3
Presupuestos epistemológicos de la  
Violentología
    Enrique Del Percio

Capítulo 4
Violencia e interculturalidad
    Gabriela Rebok