Sociedad Iberoamericana de Violentología
Otamendi 510 Piso 11 - A  
Buenos Aires, Argentina
TEL: 54-11-4982.8669
54-11-15-4447.7287
informes@violentologia.org
EL ENCUBRIMIENTO DE LA VIOLENCIA ORIGINARIA
GINA PAOLA RODRÍGUEZ
SEGUNDA PARTE
Capítulo 2 - Página 9
En un segundo momento, la violencia, en tanto transgresión de
la Ley constituida, opera corrimientos de fronteras en el orden
existente habilitando la inclusión/exclusión de nuevos actores,
simbólico, la violencia es aquello que rompe, transgrede,
vulnera la grilla interpretativa de este orden y los fundamentos
de la economía libidinal que produce, pero con respecto a lo
cual el todo social necesita distinguirse para existir. Vista así, la
violencia puede ser entendida como un límite de sentido, un
acontecimiento
8 paradojal que atenta contra la sociedad como
orden simbólico y la amenaza como totalidad de sentido, pero
que a la vez la funda y señala sus fronteras, marcando un
adentro y un afuera de lo social.

El imperativo de una reflexión crítica sobre la violencia frente a
los peligros de su banalización
En una cultura de la violencia, las conductas violentas y el
espacio psíquico en que surgen como conductas legítimas son
invisibles para sus miembros.  En el espacio psíquico de una
cultura sólo surgen reflexiones propias de esa cultura y, por lo
tanto, se generan desde él sólo explicaciones que la justifican.
Éstas son ideologías de la violencia. Para que los miembros de
una cultura reflexionen sobre sus conductas en ella, se  
requiere un conflicto en el emocionar que genere conductas
contradictorias suficientemente intensas como para que éstos
suelten su natural certidumbre sobre la legitimidad
de sus acciones.
La agresión y la violencia surgen como modos culturales de vivir en el espacio de relaciones propio de una cultura
que valida la negación del otro frente a cualquier desacuerdo sea desde la autoridad, la razón o la fuerza. Nuestra
cultura hegemónica se halla centrada en la dominación y el sometimiento, en las jerarquías, en la desconfianza y el
control, en la lucha y en la competencia; es pues, una cultura generadora de violencia porque vive en un espacio
relacional inconsciente de negación del otro.

La apuesta entonces es cambiar la cultura de la violencia por una cultura de la responsabilidad. Ésta surge cuando
una persona se da cuenta de las consecuencias de sus acciones y actúa según desee o no estas consecuencias.
Es en este sentido que quisiera referirme a los planteamientos de Hannah Arendt a propósito del juicio al burócrata
nazi Adolf Eichmann, quien siempre se mostró orgulloso de su colaboración con el genocidio judío.
9
SOCIEDAD IBEROAMERICANA DE
VIOLENTOLOGÍA

Violentología - Hacia una
aproximación pura de la violencia
VIOLENTOLOGIA - HACIA UN
ABORDAJE CIENTÍFICO DE LA
VIOLENCIA

Presentación
    Daniel Roggero

Capítulo 1
El encubrimiento de la violencia
originaria
    Gina Paola Rodriguez

Capítulo 2
Complejidad y violencia
    Raúl Domingo Motta

Capítulo 3
Presupuestos epistemológicos de la  
Violentología
    Enrique Del Percio

Capítulo 4
Violencia e interculturalidad
    Gabriela Rebok